Cómo Combatir La Eyaculación Precoz – Método Kegel

Cómo Combatir La Eyaculación PrecozLa eyaculación precoz es una disfunción sexual que sufren muchos hombres, y consiste en que se eyacula antes de lo deseado. Para saber cómo combatir la eyaculación precoz sigue leyendo, pues con esta terapia podrás terminar para siempre con este problema.

Cómo combatir la eyaculación precoz: la terapia perfecta

El placer siempre es subjetivo, pero cuando existe la eyaculación precoz se presenta un estrés tan grande que el sexo genera frustración. No importa la edad que tengas, esta disfunción ataca sin prejuicios a jóvenes, adultos, maduros y viejos, a pobres y a ricos, a heterosexuales y homosexuales.

Por eso es necesario aplicar una terapia sexual integrada con ejercicios específicos y control eyaculatorio. Para ello, se recomiendan los ejercicios de Kegel que irán entrenándote para un control voluntario de tu eyaculación.

Por supuesto, el objetivo es que mantengas la erección el mayor tiempo posible y tengas una relación sexual prolongada y satisfactoria. Este entrenamiento se hace en varias semanas. Aprender cómo combatir la eyaculación precoz requiere siempre paciencia y perseverancia.

Cómo hacer los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel están basados en el fortalecimiento del músculo púbico-coccígeo, el cual es una de las claves de la solución para la eyaculación precoz.

1. Localiza y reconoce el músculo pubocoxígeo. Esto es muy fácil: para reconocerlos basta con que cuando orines interrumpas el flujo repetidas veces. Sentirás la contracción de ciertos músculos, situados entre el escroto y el ano. Ese es el músculo púbico-coccígeo.

2. Contrae y afloja. Una vez que reconozcas el músculo, ya serás capaz de contraerlo sin necesidad de orinar. Ten en cuenta que la práctica hace al maestro: mientras más veces lo hagas, más fortaleza sentirás, y mayor control observarás.

  • Al comienzo es recomendable que contraigas el músculo 100 veces seguidas, tres veces al día. Lo harás durante una semana, al cabo de la cual habrás hecho alrededor de 2.100 contracciones seguidas de la relajación del músculo.
  • En la segunda semana, el objetivo es mantener la contracción 5 segundos y relajar 5 más. Las repeticiones serán 20, tres veces al día.
  • Durante la tercera semana contraerás el músculo 10 segundos relajando el mismo tiempo; igual, 20 repeticiones tres veces al día. Mientras contraes el músculo, incrementa paulatinamente la tensión hasta llegar a 10, y cuando relajes la distensión muscular ha de ser igualmente progresiva, hasta que cuando llegues a los 10 segundos, el músculo esté completamente relajado.

3. Ejercita para mantener la tonicidad. Al finalizar esta tercera semana y durante las siguientes, tu músculo púbico-coccígeo estará fuerte y tonificado. Y el objetivo entonces será no perder esta tonicidad, para lo que tendrás que practicar el ejercicio (de cualquiera de las duraciones anteriores) durante las semanas siguientes, con la mayor frecuencia.

En la práctica sexual, durante el coito, advertirás un control mayor sobre la eyaculación y podrás retardarla relajando el músculo. Con este ejercicio no sólo sabrás cómo combatir la eyaculación precoz, sino que tendrás más vigor y una erección más firme y prolongada. Prevenir eyaculación precozEste método es totalmente natural y seguro, y si quieres conocerlo en detalle te recomiendo que sigas la guía DOMINA TU ORGASMO, de Giancarlo Tasara.

Además del ejercicio Kegel y otros métodos para prevenir eyaculación precoz, encontrarás allí las técnicas más efectivas para ser un mejor amante, dar más placer a tu pareja y alcanzar juntos sensaciones increíblemente intensas. ¿Puedes imaginarlo? ¡Podrás tener sexo completamente libre de frustraciones y temores!

HAZ CLIC AQUÍ AHORA y dedícate a gozar toda la noche: seguro y definitivamente convertido en un maestro del arte del sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE